"¿no cesará este rayo que me habita
el corazón de exasperadas fieras
y de fraguas coléricas y herreras
donde el metal mas fresco se marchita?"


M. Hernandez



Web Site Counter
Free Counter

















miércoles, 21 de octubre de 2009

PARA AMAR. NICOLAS ALDO PARENTE




Nick es un amigo intangible que está vivamente presente desde hace algún tiempo en mi vida, nos conocemos a través de poemas, de música, de sentimientos compartidos en palabras o notas musicales. Es uno de los pocos ejemplos de los vínculos virtuales que, a veces, funcionan. Lo he sentido próximo, su música delicada y profunda y su voz cálida me dicen que sería posible un gran abrazo, hay una complicidad, un "entendimiento", que no ha necesitado vestirse de enjabonamientos cibernéticos, ha sido puro y simple, como las cosas auténticas de la vida.
Ahora ha sacado a la calle su primer disco PARA AMAR. Y dejo el vínculo de YouTube para que podais escucharlo. Estoy segura de que esto sólo es el principio de una gran aventura para él: darse a conocer. Y vale la pena que lo conozcamos. Tiene mucho que decir y sabe hacerlo, sabe hacer vibrar el material sensible que todos tenemos.

Enhorabuena querido amigo.

Con todos ustedes....

sábado, 10 de octubre de 2009

12 DE OCTUBRE. POEMAS PARA PILAR




Vaya esta pequeña recopilación a modo de regalo complementario para mi amiga Pilar, me siento afortunada cuando la miro porque ella es como un tesoro a los que muy pocos tienen acceso, y yo soy uno de esos privilegiados.

VERSOS PARA PILAR

Es cierto fuiste tú
quien remendó las tardes
con pespuntes precisos,
con bálsamos de lengua
y amor en la mirada
y en las manos,

eres tú siempre tú
la que reflota el mundo
que naufraga intermitente por mis sienes,

y se pone mi traje,
y se ajusta mi blusa
para oler mi miedo
y abrigarse conmigo
bebiendo de toda la ironía
que andamos aprendiendo con los años,

eres tú la que se pone mis botas
para pisar el barro de mi suelo
por si se abre al abismo
poder saltar juntas al abrigo de una roca,
o de una cerveza al sol
como dos lagartijas verdes
y huidizas.

Eres tú la arboleda
de fresquísima sombra
donde concilio el sueño,

detienes con tus manos
a mis viejos fantasmas
y a una orden tuya
envainan por un rato
sus armas afiladas, y sus aires de guerra,

eres tú la del hilo de plata,
tu aguamarina en mi dedo
y mi amatista de luto en tu dedo transparente,

la que vibra invisible y misteriosa
y susurra en mi oido
en una conexión inverosímil

eres tú la bailarina del color mas tenue
y la risa mas franca,

por siempre bienvenida,
acogida en mi sangre,
plasmada en mi latido,
contada entre lo mío con orgullo
de madre aficionada,
de hermana desmedida
propietaria de las flores raras
preciosas y concisas.

Es cierto, eres tú.



SEXTETO A DOS


Desafiando al pasado
experta en el coraje
anduviste por rastros polvorientos,
-el recuerdo amañado
nos hace mas mas bebible este brebaje
de efectos cenicientos-,

desesperadamente
escondemos la noche
huimos hacia el frente, pertrechadas
del amor mas valiente,
tan valioso, vacío de reproches
y savia envenenada,

clausura tras clausura
arrancamos raíces
y secamos el muro humedecido,
caminamos a oscuras
cuesta arriba buscando ser felices
olvido tras olvido.




OLVIDO


Clavada a las palabras que me callo
milimetro silencios incendiarios.
Han llegado por fin los calendarios
a la fecha olvidada en la que hallo

un matiz de filosa acupuntura,
un pico de cuchilla imperceptible,
un muro de papel inabatible,
una pequeña gota de angostura.

Tu cerrojo a mi boca olvidadiza
es la soga que ahorca mi destierro
sambenito colgando y cruz de hierro
que marca mi memoria quebradiza.

Yo te quiero y te quiero, te constato,
y sé que no soy fácil, la postrera
razón que me compete es compañera
de absurdos argumentos que combato.

Quiero que me perdones, tú ya sabes
lo que te estoy pidiendo, haz un guiño
de engaño a tu memoria, tu cariño
podrá dinamitar todas las naves

que me alejan de ti si haces historia.
Aparte del perdón, quiero el olvido
de esa parte de mí que es como un nido
de serpientes vacías de memoria.




DANZA DE DELFINES

(Fin de fines,
última noche al final de la laguna,
finiquitando,
añorando nuestra danza de delfines,
observo las puertas que una a una
vas cerrando…)

Las bocas han hablado demasiado
los ojos ya son vidrios indefensos
y mientras desanudas lo anudado,
emprendes el ascenso.

Tu final es de dientes apretados
con lágrimas al borde de la vida,
yo acuno los dolores a tu lado,
en cada despedida,

y maldigo uno a uno a tus deudores
como una abeja reina sin corona,
las flores de tu Abril ya son mis flores,
tus dolores los vivo en mi persona.

Te mueves en la danza de la nieve
casi intangible, perfumando el viento
helado, que tirita y que conmueve
azules firmamentos.

Tu dignidad de viuda de marino
de tuareg punto vivo de la duna
transita pertinaz hacia un destino
sin soledad ninguna.


Eres pino fragante en mi desierto,
tibio boceto lleno de matices ,
siendo como el desgarro de los muertos
sombríamente cierto lo que dices.

Astral y blanca volverás un día,
apuntan a tu diana las promesas
y cesará la inútil agonía
donde anduviste presa.