"¿no cesará este rayo que me habita
el corazón de exasperadas fieras
y de fraguas coléricas y herreras
donde el metal mas fresco se marchita?"


M. Hernandez



Web Site Counter
Free Counter

















martes, 30 de septiembre de 2008

RING ( in memoriam)


Este poema ha de leerse con música de fondo: Vinicius de Moraes y Toquinho cantando "a Tonga da mironga do kabuleté" Gaspar hace de Toquinho y Stavros de Vinicius.



Las astillas ya romas de pereza
han caído delante de los ojos
sin una despedida, sin tristeza,
sin apenas despojos.

El amor viene y vá, es inconstante,
la piel se enfría, el corazón no late,
el púgil de la estrella rutilante
abandona el combate.

¿lo peor? cuadriláteros vacíos,
las gradas con basura acumulada
en rincones grasientos y sombríos,
las luces apagadas,

los murmullos de voces fantasmales,
el frío almidonando los vestuarios
los encuentros furtivos, los casuales,

los absurdos agravios,

pero tú condenándote implacable
has decidido ser verdugo y reo.
¿Que infierno te cegó?. Qué inexpugnable
dolor como trofeo.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Poética del arrebato






Aquí está. Por fin. De momento sólo la versión digital, pero en breve saldrá la edición en papel. Tengo el privilegio de participar en esta obra junto a poetas de una calidad literaria impresionante. Quiero agradecer todos los esfuerzos realizados por las personas que han hecho posible esta publicación, y sobre todo mencionar a Morgana, alma y motor de la misma, y de Ultraversal, uno de los mejores foros literarios de la red.http://www.ultraversal.com/foro/index.php#.
Tambien quiero recordar a Alejandro, un hombre excepcional, al que quise mucho y que ha dejado un terrible vacío en todos nosotros. Va por tí Alejandro.

Un sueño hecho realidad.

Listado de participaantes:

ANTOLOGÍA ULTRAVERSAL - LIBRO A LA VENTA





POÉTICA DEL ARREBATO

Ultraversal. com

ANTOLOGÍA


http://www.librosenred.com/libros/poeticadelarrebatoultraversalcomantologia.html



La lista de autores que forman esta Antología representando a Ultraversal con diez poemas cada uno son:

1. Morgana de Palacios. España.

2. Alejandro Sahoud. Argentina.

3. Pastor J. Aguiar. (Alcibiades) - Cuba.

4. Luisa Arellano. (gaviota) - España.

5. Alex Augusto Cabrera - Perú.

6. Gerardo Campani. (Gerardo) - Argentina.

7. Enrico Espino. Venezuela.

8. Ana María Estepa Román (Ana Estepa) - España.

9. Isabel Esteve (Idella) - España.

10. Gloria G. Giravent (Tundra) - España.

11. Ronald Harris - Chile.

12. Silvia Hernando (333) - España.

13. Enrique Gutierrez Isoba (Hamal) - España.

14. José L. Lavilla (Aspideviper) - España.

15. Miguel Angel Palacios (Lumen) - España.

16. Daniel P. Ilardi (Admitteddan) - Argentina.

17. Enrique Ramos - España.

18. Isabel Reyes - España.

19. Héctor Reyes (H.A. Michi) - Honduras.

20. Silvio Manuel Rodríguez Carrillo (Dualidad101217) - Paraguay.

21. Ana Rodriguez Pizzi (Eva Lucía Armas) - Argentina.

22. Rosendo Antonio Rojas Betancourt (Antonio Rojas) - República Dominicana.

23. Enrique Sanmol - España.

24. Solange Schiaffino (italianita) - Chile.

25. Carlos Serra (Faón) - España.

26. Edwin Solano Reyes (Hermes) - República Dominicana.

27. David Uriarte - España.

28. Teresa Vento Mir (Gotinha) - España.

29. Alma Wichy - Argentina.

30. Jose L. J. Villena - España.



sábado, 27 de septiembre de 2008

Patrick






Patrick está tendido, como un cardo abandonado en un camino, tan lleno de aristas que puede dibujarse la anatomía de sus huesos.

Tiene unos ojos desmesurados de niño asombrado, languidece de cara a la ventana, o de cara a la pared, enredado en las barandas de la cama como si lo empujaran las las propias sábanas convertidas en olas furiosas.

Cuando llegó tenía un pié negro y apergaminado, como una viuda seca.

Ahora Patrick no tiene piernas, se le puso negro el otro pié también, que lanzaba al aire como una plegaria, de tanto dolor como tenía, así que las cortamos.
Primero una, luego la otra.

Patrick no tiene apenas sangre, ha perdido mucha en las amputaciones. y come como un pajarito. Su piel está tan seca que se cae sola. Pero no se queja nunca.

Tiene una edad indefinida, a mí siempre me parece joven porque tiene una sonrisa muy bonita. Y unos dientes perfectos.
Nunca vi a nadie tan desvalido, y tan solo.

Está vivo porque su poca sangre sólo tiene que alimentar a medio cuerpo.

Una noche, lo encontré en el suelo, ¡Qué visión! medio hombre debatiéndose entre el sillón y la cama como si intentara no ahogarse en un mar embravecido, intentaba apoyarse en las piernas que no tiene para alcanzar la cama.

Fué muy fácil llevarlo de nuevo a la seguridad de sus sábanas eternas, de lo poco que pesaba, mientras se abrazaba a mí con desesperación.

No he podido borrar esa visión de mi mente. Es lo mas triste que he visto nunca.

Todo su mundo son esas sábanas, y la cortina que lo separa de su compañero de habitación, sus compañeros de cuarto se curan y se van, o se mueren rodeados de su familia, rodeados de besos y atenciones. Y él siempre se queda allí, como parte integrante del mobiliario del hospital….tan absolutamoente solo.

Pero a nosotras siempre nos sonríe, y nos da las gracias por todo.

Patrick tiene una madre que pinta sus ojos arrugados de azul, y la boca de un rosa de saldo, y siempre parece salida de la peluquería, con su pelo cardado y su aspecto impecable. Rancia y seca. Me recuerda a la reina de Inglaterra.

La madre de Patrick viene muy poco, realmente casi no viene…y cuando lo hace se sienta muy seria a leer la Biblia -un librito negro y manoseado-.

Pero cuando esa viejecita te mira, da miedo, porque sus ojos son como trozos de hielo azul de tan duros y tan mortecinos.
La madre de Patrick no quiere que le pongamos sangre, porque dice que su dios no lo permite, aunque los médicos le dijeron que su hijo se podía morir. Y que habría que cortarle las piernas.

Parece ser muy piadosa, pero Patrick siempre está solo, ya sin sus piernas, y con un pañal como de bebé casi siempre mojado de orina...Y ella no está allí para aliviar su miedo y su verguenza, ni para conversar un rato, ni jamás le coge de la mano ni le da besos.
Porque Patrick a veces, tiene mucho miedo, a mí me lo ha dicho.

Ella dice que su hijo está loco…pero no es verdad, Patrick se sabe todos nuestros nombres sin equivocarse, y somos muchas, a mí a veces me llama cariño, y yo le digo que es el paciente más guapo de la sala…porque Patrick es guapo. Y listo.

Patrick no habla de su madre, ni bien ni mal, pero cuando le preguntamos por ella mira a otro lado con una desolación que parte el alma.

A Patrick le encanta que le dé el zumo con su medicación…y lo toma todo sin rechistar, es muy obediente. Y cuando moja el pañal siempre se disculpa con mis compañeras.

El otro día le pidió al médico que lo mandara a casa, repetía todo el rato que quería ir a su casa. Y siempre lo pedía por favor, fué demoledor verlo suplicar.

Pero la madre de Patrick no quiere llevárselo a casa.

Quiere mandarlo a otro hospital que llamamos de apoyo, que es como para los desahuciados.

Ella dice que está muy enferma y no lo puede atender, pero yo no la veo muy enferma. Creo que lo que hace es ir a predicar por las casas . También creo que es porque no lo quiere, porque ya dije antes que nunca lo toca, y casi, ni lo mira…pero mejor que no lo mire, porque sus ojos no son humanos.

Patrick ya no sonríe desde que sabe que no irá a su casa.

La madre ha enviado una cuidadora para que le dé la cena, que lo mira con asco, y el se da cuenta, aunque hace como que no le importa.
No insiste en que coma, ni conversa con él, ni le pregunta si necesita algo…deja pasar las horas en silencio mientras juega con su teléfono móvil...allí estan los dos, cada uno en sus cosas. La cuidadora pelea con las auxiliares cuando tardan en cambiarle el pañal, pero Patrick siempre las defiende.


Ahora, aunque yo le gaste bromas, Patrick apenas se ríe.

Casi no parece humano porque es como si los sentimientos se le hubieran volado. Parece estar muy lejos. No se queja, ni habla. Sólo mira por la ventana.

Yo sé que se está muriendo.


Got.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

tinta de sepultura









Todo el dolor se crece en cada verso,
habla por no morirse
la boca del querer, en el anverso
de quien optó por irse,

todo el dolor me sabe a tu palabra
tinta de sepultura,
conjuro universal que te consagra
ciñendo tu cintura,

palabra desposada que se vierte
en beso humedecido
desteñida de amor, teñida en muerte.

Entintas el amor enfurecido
para que no deserte
cansado de latirte dolorido.

viernes, 19 de septiembre de 2008

manzanjas





(...las manzanjas son frutas deliciosas,
su extraña condición las hace esquivas,
solitarias, altivas...
y es su jugo una droga peligrosa...)

Ándate sobre mí, baila y susurra,
ríete de quien pena largamente,
resbala por mi frente
grita cuarenta bravos y tres hurras,

desata la coraza en la que duelo
contenida y podrida de certeza,
sacude mi cabeza,
y teje cien trencitas en mi pelo.

Ya sabes, el océano levanta
un muro para urgencias inquietantes
de besos acuciantes,
y ausencias que nos secan la garganta.

jueves, 11 de septiembre de 2008

11 de septiembre




Quiero hoy recordar a Salvador Allende y a todo el pueblo chileno, mandar un abrazo emocionado a todos los que sobrevivieron a la barbarie que comenzó aquél día fatídico. Hacer pública mi repugnancia ante la ignominia y la depravación de los que gestaron, propiciaron y ejecutaron aquel golpe maldito el 11 de Septiembre hace 35 años.



Doctor Allendevive, curasana del pobre
al que entregó su vida bajo el río sangriento
aquél once maldito que extendió con el viento
un aliento de muerte en la tierra del cobre.

Hombre sin arrogancia, forjador del futuro
que las manos ansiosas de poder silenciaron.
Los lacayos del norte resbalosos pactaron
la muerte que convirtió un país, en un muro,

muro donde callaron a las miles de bocas
muro de sangre y fuego, de torturas, de hierros,
muro de oro pagano morada de los perros
que rabiosos soltaron en una orgía loca.

Han pasado los años, pero yo no he olvidado
la mirada serena, la dignidad, la hombría,
la pluma y la palabra que la historia vería
acabar transformada en traje de soldado.

Acosado, vendido, solo ante la emboscada
azuzado por lobos con piel de cementerio
y huracanes quemantes con ojo del imperio
que convierte futuros en sal pulverizada.

Salvador luminoso, es el día del hombre,
ha muerto otro verdugo, traidor y cobarde
hay fiesta en el infierno: otro tirano arde.
Valentía y decencia por fin llevan tu nombre.

http://ruedadeprensa.ning.com/video/video/show?id=2184257%3AVideo%3A6964


sábado, 6 de septiembre de 2008

de la mentira






Este magnífico poema que paso a colgar es de mi amigo Ger, igual me llevo "tremenda bronca" -que dirían los cubanos- por colgarlo, pero bueno,si me riñe lo quitaré. Tras él colgaré mi contrapunto. Ojalá se anime y me lo responda.

De la mentira




No es posible mentir. Nadie nos miente
ni mentimos, tampoco.
La mentira es un foco
que gira y que ilumina intermitente.

La verdad verdadera es relativa
y a veces en las noches nos extraña
descubrir la patraña
y se nos hace verdadera la mentira.

Ya lo sé. Ya lo sabes.
Igual que como vuelan esas aves
yo quiero que volemos;

esas aves que estamos envidiando,
las sin a dónde, sin por qué, sin cuándo,
las de verdad. ¿Apuestas? Apostemos.

Ger.



La mentira se tiene por si sola,
-se puede ser nodriza sinpapeles
durmiendo a pierna suelta en los laureles-,
de diminuta mota pasa a bola.

Y porque tiñe y alimenta el ego
con su perfil de pérfida piadosa
enreda que te enreda generosa,
rendidos a sus pies damos el pego.

Es dificil zafarse de su asedio,
hay tanto que olvidar y el tiempo cela
con su tictac demoledor, el tedio

nos desnuda a su boca que nos cuela
el vuelo de las aves, sin remedio.
Apuesto por mentir, si así se vuela.

Got.

jueves, 4 de septiembre de 2008

sorpresa en asonantes




dibujo de M. Tabuenca


Es apenas un soplo de arena desprendida,
el crujir de una tela que resbala a mi lado
un segundo confuso, una mirada esquiva,
un finísimo clavo,

el minúsculo roce de una pata de insecto,
un pliegue de sonrisa con forma de cometa,
una luz suspendida, un relámpago quieto
atrapado en mi mesa,

la lágrima tragada con sabor a perfume,
un trazo luminoso de letras confundidas
en puñados de nada, como trozos de nube
que daña mis pupilas.

Un hilo transparente atascado en mis dedos
sería suficiente para desenterrarte,
no quisiera enredarme en mi antiguo secreto,
no puedo descuidarme.