"¿no cesará este rayo que me habita
el corazón de exasperadas fieras
y de fraguas coléricas y herreras
donde el metal mas fresco se marchita?"


M. Hernandez



Web Site Counter
Free Counter

















jueves, 31 de julio de 2008

roca de luna negra



del archipiélago Chinijo




Roca de luna negra
hoy más negra que nunca,
del regreso volcánico golpeado y duro
me remito a mis círculos concéntricos
cantándome las mismas terrosas letanías:
cárcel de piel y huesos
aire estancado en los pulmones
ojos desorbitados de todas las ausencias,
jirones de pensamientos ebrios de tristeza
otra vez,
yo quisiera, quisiera,
morar al fondo de la laguna oscura
verde y fría
como el cangrejo ciego.

martes, 29 de julio de 2008

Fundación/paisaje/reivindicaciones





















Desgraciadamente la especulación urbanística también ha llegado a Lanzarote. Sobre todo desde la muerte de César Manrique que fué un celoso defensor de la "intervención armoniosa, integrada y artística"








Estando en New York, escribía a su amigo Pepe Dámaso "(...) más que nunca siento verdadera nostalgia por lo verdadero de las cosas. Por la pureza de las gentes. Por la desnudez de mi paisaje y por mis amigos (...) Mi última conclusión es que el HOMBRE en N.Y. es como una rata. El hombre no fué creado para esta artificialidad. Hay una imperiosa necesidad de volver a la tierra. Palparla, olerla. Esto es lo que siento." Comenzó a sentir nostalgia de Lanzarote.
" Cuando regresé de New York, vine con la intención de convertir mi isla natal en uno de los lugares más hermosos del planeta, dadas las infinitas posibilidades que Lanzarote ofrecía ".


Y esta es realidad actual: Es imposible imaginarse Lanzarote tal y como es hoy sin César Manrique. Era pintor, escultor, arquitecto, ecologista, conservador de monumentos, consejero de construcción, planeador de complejos urbanísticos, configurador de paisajes y jardines.

La Fundación César Manrique



La Fundación César Manrique se ubica en la casa-estudio que habitó el artista, situada en el Taro de Tahíche (Lanzarote).Quizás sea la obra que mejor representa los ideales personales y artísticos de Manrique.
Edificada en 1968 sobre una colada lávica de la erupción ocurrida en la isla durante 1730-36, aprovecha, en el nivel inferior, la formación natural de cinco burbújas volcánicas, para configurar un espacio habitable sorprendente y ejemplar en cuanto actuación sobre espacio natural. Por su parte, el exterior de la casa y nivel superior está inspirado en la arquitectura tradicional de Lanzarote.
La Fundación César Manrique, creada en 1992, es una institución privada sin fines lucrativos. Su ámbito es internacional. En la actualidad, recibe más de 300.000 visitantes al año.
Se constituye como una plataforma cultural conformada a partir de la atención que presta a tres líneas cruzadas de desarrollo: las artes plásticas, el medio ambiente y la reflexión cultural. Los programas y las diferentes iniciativas desarrolladas se incluyen en esa zona de encuentro, abordada con vocación de transversalidad y espíritu crítico y alternativo.
Estas son sus tres líneas de trabajo:- Conservación, estudio y difusión de la obra de César Manrique. - Promoción de la actividad artística y la reflexión cultural.- Desarrollo de actividades que favorezcan el respeto al medio natural y a la ordenación del territorio.
Organiza regularmente foros de reflexión y debate. Desde 1994 se vienen desarrollando con continuidad los espacios El autor y su obra y Miradas divergentes.
El Medio Ambiente se ha consolidado durante 1997 como un área clave de la Fundación. Entre las actividades que ya se encuentran afianzadas destaca el foro de reflexión Fronteras y direcciones del progreso. Un espacio de propuestas y debate en el que los ponentes, desde enfoques pluridisciplinares, se aproximan a nuevos modelos y concepciones de progreso.
Para César Manrique, la naturaleza fue la referencia fundamental de su arte y de su existencia. Hasta el final de sus días mantuvo un profundo compromiso con la defensa del medio ambiente y, en concreto, de su isla natal, Lanzarote.















lunes, 28 de julio de 2008

mujeres








Esta impresionante pendiente de 500 metros que "el bendito" esta observando desde el Mirador del Río (también obra de César Manrique), era subido, antaño por las mujeres de los pescadores que subían el pescado por el Risco de Famara para venderlo en el mercado de Órzola, había un código de señales para cada familia, aunque no se aprecia muy bién en la foto hay un senderito zigzagueante por el que subían aquéllas increíbes mujeres.







colores


Fondo de la laguna de la cueva en Los Jameos. Los puntitos blancos son los cangrejos. Esa zona se ilumina por un agujero en el techo de la cueva produciéndose unos colores increíbles según la posición del sol.

El hombre

La casa de César Mnrique fué convertida en museo. El supo de forma magistral extraer la belleza
lunar y volcánica del paisaje lanzaroteño y la convirtió en arte

Jameos del agua. Reflejo en el techo de la cueva de la laguna interior. En esta laguna viven unos cangrejitos albinos y ciegos únicos en el mundo. Pueden verse a simple vista entre las rocas bajo sus agus cistalinas. Los Jameos es una obra de Cesar Manrique.

el principio




Lanzarote. Travesía a Isla Graciosa. Sólo roca volcánica, volcanes y un océano azul esmeralda cuando rompe en las rocas. Parece estar uno asistiendo al principio, al génesis, es la naturaleza en estado puro. Bellísima y dura. Impresionante.

sábado, 5 de julio de 2008

versos salvavidas




Este último poema que he escrito es la respuesta a dos magníficos sonetos de M de P. No revelo su nombre porque no le he pedido permiso para colgarlo aquí. Solo diré que es una poeta excepcional. Conocer su trabajo ha sido para mí una auténtica revelación, su voz es capaz de sacudirme en lo mas hondo.


Hablar de ti me sobra. Eres tan aburrida,
te he visto tantas veces al fondo de mi fondo
que si no grito piensas que estoy agradecida
a la ergástula viva de tu abrazo hediondo.

Por verme tropezando, insomne y aturdida,
me acosas sin testigos y dentro, en lo más hondo,
germinas en nephente voraz, boquitorcida,
sin dejar de alunarme con tu ojo redondo.

Me ansías toda ¿y qué? Por mucho que te empines
no me tapas el sol ni matas los delfines
que acabarán saltando tu porfiada cabeza.

Si enmudezco será por tiempo definido,
hasta que vuelva a oír el rítmico latido
de la risa en mis pulsos. No te temo, Tristeza.

-----------------------------------------------------


No soy tuya, Tristeza, no cantes tu victoria
que aún me quedan sueños y algunas realidades
para gozar despierta y guardo en la memoria
las guerras que has perdido contra mis soledades.

Sin prisa mas sin pausa, escribiré tu historia
vulgar por cotidiana en mis carnalidades
pero, nunca lo dudes, no te daré la gloria
de verme sometida a tus cautividades.

Como un junco, Tristeza, me doblego a tus vientos
para que no me arrastren mis propios sentimientos
ni me sajen el talle tus salvajes cuchillos.

Soy tan terca, Tristeza, que no me vuelves loca,
tan dura que si quiebro me rompo por la boca
y escupiendo los dientes, me crecen los colmillos.

M de P

----------------------------------------------------

Tus versos son cadenas de eslabones certeros
que me golpean todos cardenaliciamente,
son agujas celestes, estiletes de acero.
Un doloroso abrazo de metálica fuente.

Tus versos me despiertan al quehacer cotidiano
que miro de reojo como a la droga dura,
versos incandescentes que queman en la mano,
que salpican mi frente pintada de amargura.

Siempre tus versos, siempre, compendio de belleza
rosario inteligente del sentir mas profundo
narcotizan la muerte que vive en mi cabeza,
me concilian a ratos con algo de este mundo

me sacuden, me soplan, me mojan, me desvelan,
importunan mi sueño de letárgica pena,
luciérnagas voraces que a mis ojos revelan
sus lapidarias voces de tormenta de arena.