"¿no cesará este rayo que me habita
el corazón de exasperadas fieras
y de fraguas coléricas y herreras
donde el metal mas fresco se marchita?"


M. Hernandez



Web Site Counter
Free Counter

















sábado, 8 de septiembre de 2007

de pájaros y lunas







La luna de esa noche de verano
envidiaba dos astros terrenales,
curanderos de penas sin penales
dos piratas de pelos entrecanos.

De prodigiosos versos concubinas
fueron miles de voces desgarradas.
Todos fuimos piratas de Sabina,
todos fuimos Penélopes calladas,

todos versos dolientes de Machado
todos Hernandez, en su letanía
para las libertades desangradas,

todos a dos, princesas aquél día
de luna que miraba hacia otro lado
entre espumosas nubes derramadas.